«El hombre que quería ser gallego». Relato — Al fondo a la derecha

El hombre que quería ser gallego No sé si era de Cuenca, de Teruel o quizás de Jaén, no lo recuerdo bien; pero por razones que nunca explicó, quería ser gallego. Era como una obsesión, tal vez influenciado por eso que decían de las meigas, el esoterismo y las tradiciones mitológicas y ancestrales… Quizás fuera por […]

a través de «El hombre que quería ser gallego». Relato — Al fondo a la derecha

La mujer en el Quijote

La mujer en el siglo XVI y XVII, estaba relegada a un segundo lugar, sin capacidad de decisión por si misma, estando sometida primero a su padre y después a su marido, quienes decidían por ellas acerca de su vida y destino, no quedándole a las de clase alta mas opciones que ser, doncellas, casadas, monjas o viudas, siendo otra opción indigna a su condición.

Cervantes, en todas sus obras hace referencia a la mujer , s/ Victoriano Santana Sanjurjo, de una forma u de otra, y en el Quijote, aparecen diversos personajes femeninos de todas  condiciones, encuadradas en las clases sociales por el vulgo, los hidalgos y los caballeros.

Entre las mujeres que nos llamó la atención están la mora Zoraida, que se permite transgredir las pautas de conducta admitidas en una doncella católica sin que esta pierda su honor, y que las virtudes, entre ellas la bondad, son independientes de las razas y creencias.

Dorotea, la labradora engañada por un hidalgo D. Fernando su burlador con promesas de matrimonio, que lucha por restaurar su honor, desprotegida en un mundo hostil, de tal forma que el burlador tiene que acabar reconociendo su engaño diciendo en público: “Venciste hermosa Dorotea, venciste; porque no es posible tener ánimo para negar tantas verdades juntas” La bellísima Dorotea., o Dorotea o los caminos de la libertad de Francisco Ramírez.

No podemos olvidar a Dulcinea, ensalzada por Don Quijote, aunque es un personaje “irreal”, en el mundo ficcional de Don Quijote, siendo en la realidad parte de sus ensueños, formando parte de su mundo irreal,  cuando en la verdad se  trata de Aldonza Lorenzo ( cap XXV).

Y por último tenemos la pastora Marcela, (cap XII, XIII y XIV de la primera parte del Quijote) donde Cervantes pone en su boca, el primer manifiesto acerca de la libertad de la mujer, su derecho a decidir sobre su futuro, y que podemos considerar como el primer discurso feminista de la historia ( El Ventano),  “…Por el amor que me mostráis, decís, y aun queréis, que esté yo obligada a amaros. Yo conozco, con el natural entendimiento que Dios me ha dado, que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo que, por razón de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso a amar a quien le ama …”(la pastora Marcela). Por su interés al tema que nos ocupa no deberíamos perder  El cuento completo de Marcela en el Quijote .

Tambien tiene interés las ideas cervantinas expresadas en la historia de la pastora Marcela, basado en un estudio publicado por la Universidad de Murcia, donde se destaca como Cervantes va preparando el escenario de la representación como si de una película actual se tratara, como describe las cualidades de Grisóstomo y Ambrosio, las de Marcela y sus condiciones como rica huéfana heredera, su hermosura,  cualidades que hace que todos los mozos queden prendados de ella…!.

Unas cualidades positivas o negativas; en este caso positivas, reflejadas
en la gentil figura de la bellísima pastora, pero el hecho de que ella sea
agraciada y, por esta causa, los jóvenes caigan rendidos a sus pies, no implica que tenga que corresponder a sus amores. ¿Y que pasaría si en vez de ser perfecta hubiese sido fea ?.
Y otra de las ideas claras que flotan en el manifiesto de Marcela es la libertad. Marcela nació libre; para poder vivir libre escoge la soledad de los campos, siendo su compañía los árboles de la montaña y las claras aguas de los arroyos.

La pastora Marcela, vista desde una figuración abstrata actual…

https://sancheztere.files.wordpress.com/2014/04/6801007_quijote-y-dulcinea-tinta-sobre-carton-40-x-30-cm-c-andino-7.jpg?w=680

Don Quijote y sus figuraciones irreales: Dulcinea

MUJERES QUIJOTESCAS::

Las mujeres del Quijote