Don Quijote, defensor de la libertad de expresión.

Defender la libertad de expresión a principios del siglo XVII con los conceptos y contenidos del XX era más que imposible, era un milagro. Don Quijote de La Mancha lo hizo. Miguel de Cervantes fue el autor.

La libertad de D. Quijote 3

Cuando se publica el Quijote (1605 y 1615), las pragmáticas sobre los libros promulgadas por Felipe II estaban en pleno vigor y fuerza. Estas normas establecieron un control durísimo y rigurosísimo sobre los libros y, en definitiva, contra la libertad de expresión, pero más en el papel que en los hechos comprobados, pues en la realidad no sucedió ni muchísimo menos lo que se esperaba ante la magnitud de los castigos señalados en el texto legal: penas de muerte, pérdida de bienes, quema pública de los libros intervenidos, etc., y en medio de todo esto la mano siniestra del Tribunal del Santo Oficio.

Como de costumbre, una cosa es la ley y su aplicación y otra muy distinta los portillos para burlarla y las escapatorias ante la censura. […]

Miguel de Cervantes no lo hizo de modo frontal, dando doctrina propia de un aburrido ensayo, sino de una forma tan sutil como sugerente, vistiendo todas sus expresiones, conceptos, párrafos de tanta ironía como belleza. Y haciendo afirmaciones categóricas con frases que han pasado a la historia: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos” 

Pedro Pascual, Ministerio de Educación
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s