Justicia y Derechos Humanos

Los Galeotes

Al contar las aventuras de Los Galeotes, Cervantes describe su estado, y dice que venían “A pie, ensartados como cuentas en una gran cadena de hierro, por los cuellos, y todos con esposas a las manos”

Encadenar por el cuello y manos a los reos era y es tratamiento humillante; condenar a galeras al ladrón de una canasta de ropa, desproporcionado, torturar para obtener una confesión, es crueldad, etc…
Veamos con claridad, que al liberar a los galeotes, Don Quijote restaura derechos humanos violados en perjuicio de los reos por una Administración de Justicia propia de la época y de cualquier país, no sólo de España, pero no por eso menos censurable y atrasada.
Después de este incidente y cuando la Santa Hermandad le busca para prenderlo como salteador de caminos, exclama: “¿saltear caminos llamáis al dar libertad a los encadenados, soltar los presos, acorrer a los miserables, alzar a los caídos, remediar a los menesterosos?, ¡Ah, gente infame, digna de vuestro bajo y vil entendimiento…..!
(Capítulo XLV, Primera Parte)

justicia social
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s